Meditación Shamatha

Nuestro estado mental ordinario se encuentra dividido y a veces muy poco concentrado, afectado por emociones perturbadoras y limitado por sus puntos de vista; podría compararse con un agua turbulenta y llena de lodo, tan contaminada por la suciedad que no deja pasar la luz. Por lo tanto, en este estado no es posible percibir las cosas tal como realmente son. La meditación Shamatha calma la turbulencia de la mente y permite que se asiente el lodo, de tal forma que el agua alcance transparencia, brillo y claridad.

La meditación Shamatha, además de calmar la mente, orienta el sentido de la conciencia, fomenta las emociones positivas y expande nuestra perspectiva. Esta forma de meditación es una preparación esencial para las técnicas Vipassana o visión penetrante; sin la base de Shamatha es muy poco probable que surja la visión de la clara luz, que es el objetivo de la meditación Vipassana.

Pepe Picó

Todos los jueves a las 17:30

Donativo mensual 20€

APÚNTATE YA